Conversemos en línea
Conversemos en línea
Síguenos en Facebook
Síguenos en Youtube
Ver matrículas

Menu superior

Ir a Inicio

Actualidad

El valor del dibujo en el desarrollo infantil

El valor del dibujo en el desarrollo infantil


El dibujo constituye una de las actividades más espontáneas del ser humano. Aunque no a pocos adultos les parecen simples garabatos, las pinturas de los infantes contribuyen a su desarrollo intelectual, emocional y motriz.
Al pintar, un niño puede aprender ‘que no hay límites. Si lo puede imaginar y expresar a través de la pintura, entonces de seguro lo puede hacer su realidad', señala Diego Fábrega, pintor y comunicador.
Fábrega detalla ‘que el ‘reto del papel en blanco', estimula la imaginación, la recursividad para resolver problemas y fortalece la personalidad'.
‘Veo a niños emprendedores, que no tienen miedo de hacer el ridículo, que se sienten seguros y que quieren destacar. Todos estas son competencias que servirán a los niños en cualquier disciplina y por toda su vida', dice.
El interés por el dibujo infantil comienza a finales del siglo XIX. Artistas tan importantes como Gauguin, Picasso o Klee comenzaron a interesarse por el arte de los niños. En 1912, Klee escribió la célebre frase: ‘No olvidemos que el arte tiene sus orígenes en los museos etnográficos y en las habitaciones de los niños de nuestras propias casas'.
A mediados del siglo XIX, psicólogos relevantes como Wundt, Stern o Binet, interesados por el estudio del niño, su evolución y comportamiento, advirtieron del valor de sus dibujos en su personalidad y desarrollo.
Pintar es una expresión libre del ser humano. Como tal, tiene variedades en su forma de expresión.
‘Lo más importante que los padres deben tener en cuenta a la hora de querer motivar a sus hijos es el permitirles la libre expresión y no el resultado de la producción. Esto ayuda a que el niño vaya desarrollando una mejor autoconfianza', apunta Brostella.
Aconseja que ‘si a usted no le parece el dibujo, no diga que está bello, más bien haga un comentario como me gusta cómo elegiste el azul para pintar eso'.
‘Su comentario es muy importante para ayudar a su hijo a construir la autoconfianza', afirma.
Mientras que Antonio Machón, galerista y profesor de educación artística en las Universidades de Madrid y Valladolid, detalla en su blog informativo que ‘entre los tres y medio y los cuatro años, el dibujo se convierte para el niño en un eficaz lenguaje con el que es capaz de expresar todas sus experiencias y emociones'.
Machón, tras 35 años de investigación, en 2009, publica el libro Los dibujos de los niños. Génesis y naturaleza de la representación gráfica. Detalla que la representación figurativa comienza entre los tres y cuatro años. Paso que involucra tres ambientes. El desarrollo cognitivo y perceptivo: elabora un vocabulario relacionado con su dibujo. El desarrollo gráfico-formal: aumenta la habilidad en sus trazados debido a la riqueza de su colección de combinaciones. Situación interactiva del niño y el adulto: influye en su progreso debido al colegio, donde comienza a leer y escribir.

 



Fuente: http://laestrella.com.pa/estilo/cultura/valor-dibujo-desarrollo-infantil/24057484