Conversemos en línea
Conversemos en línea
Síguenos en Facebook
Síguenos en Youtube
Ver matrículas

Menu superior

Ir a Inicio

Actualidad

Regreso a clase, Cómo ayudar a los hijos a adaptarse mejor

Ya sea que estemos hablando del inicio de un nuevo año escolar o de unas cortas vacaciones, el regreso al colegio puede ser un momento de difícil adaptación para algunos estudiantes. En este punto los padres juegan un papel fundamental; de la forma cómo ellos estimulen y motiven al hijo, dependerá en gran parte su actitud positiva ante el comienzo de las actividades escolares.
Es comprensible que retornar a la vida ordinaria cueste un poco a los chicos, incluso también sucede con los adultos, no obstante, los padres deben motivar en lugar de entorpecer el proceso. Las siguientes sugerencias ayudarán a hacer de ésta, una experiencia agradable para padres e hijos:
Retomar los horarios. Los períodos de recreación como las vacaciones, son más propensos a carecer de rutinas y horarios, por tal motivo el levantarse temprano para ir al colegio, es uno de los factores que representan mayor dificultad para los niños. Por eso es conveniente que durante los últimos días de descanso, se restablezca en casa el horario habitual que se acostumbra en la época de estudio; de este modo se atenuará el cambio.
Actitud positiva de los padres. En imitación a nuestras reacciones, conversaciones y comportamientos, se fijará la postura de nuestros hijos con respecto al inicio de otro ciclo escolar, de ahí la importancia de ayudarles a afrontarlo de una manera positiva, hablándoles de lo divertido que será estar nuevamente con sus compañeros, de cuantas cosas podrán aprender, de lo bien que les sienta el uniforme, etc. Por el contrario, evitar críticas de la escuela o profesores, y quejas de los múltiples gastos por afrontar, en presencia de ellos.
Familiarizarlos con el entorno. Para los niños que van al colegio por primera vez, ayuda mucho el llevarlos a su nuevo colegio unos días previos al inicio de clases, de manera que puedan identificar su salón, la dirección, etc. Resulta igualmente tranquilizante para los más chicos ver interactuar a sus padres con los profesores, el sentirse familiarizado con los rostros y las instalaciones, reducirá su temor.
Reforzar hábitos de responsabilidad. Aunque se encuentren en vacaciones, el asignarles encargos sencillos como sacar la basura o tender su cama, contribuirá a no partir de cero para retomar rutinas, responsabilidades y disciplina.



Fuente: lafamilia.info